sábado, 30 de enero de 2010

¿Por qué no nos vamos ahora a recorrer Latinoamerica?


Esto fue lo que le pregunté a Fabi hace sólo 3 dias caminando por Cobo. Estábamos con un plan de viajar un mes por Brasil, lo que ya nos tenía contentos y emocionados siendo la primera vez que íbamos a pisar suelo brasileño. La idea era volver al mes a trabajar,yo en Batán dando clases y Fabi con idea de empezar a navegar por varios meses y después de esa navegación ver la posibilidad de arrancar por las rutas latinoamericanas. Y de golpe nos preguntamos porqué es que no nos íbamos a hacer el viaje que siempre habíamos querido ahora, ya, dejando lo que tenemos acá para emprender esta aventura. No lo pensamos demasiado, ese mismo día estabamos organizando la partida, Fabi con su panchez y yo con mi locura, Fabi calmándome y yo cada vez más loca..pero eso somos nosotros. Arrancamos este camino no solo para conocer lugares y gente maravillosa,sino para conocernos un poco más a nosotros mismos, mirar un poco para adentro, ser un poco mejor cada día. El habernos animado a no tomar nuevos trabajos para VIVIR este viaje ya nos puso una sonrisa en la cara y fue un alivio para el alma. Animarse a vivir y ser feliz (que..les digo un secreto: ¨no es fácil¨), eso es lo que nos proponemos hacer día a día desde que estamos juntos. Y así es nomás que finalmente decidimos este viaje que tiene como destino Cuba, pasando por las costas Uruguaya y Brasilera, luego subir a Venezuela, cruzar a Cuba y volver al continente para bajar por Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia.

Hasta la vuelta!

¿ Por qué somos tan parecidos y tan diferentes al mismo tiempo?
Otra pregunta que nos hicimos con Fabi cuando llegamos a Uruguay. Estamos maravillados con este país y con su gente.

La primera parada fue Carmelo, pasamos aduana pensando que tal vez no nos dejaban pasar los kilos de latas que habíamos traído, pero no hubo drama. El calor nos sofocó desde el primer momento, así que, con las mochilotas y todo nos fuimos a la Playa Seré a bañarnos al río, que siendo marplatenses, fue un placer meterse en aguas donde uno no entra diciendo: "uh, ah, qué frío! vamos! hay que ser valientes! Adentro!"


Habíamos hecho un contacto de HC, Rodrigo, que casualmente estaba a cargo del bar de la playa en la que caímos, así que ya de entrada empezasmo conociendo gente. En su bar dejamos las mochilas grandes y nos fuimos un rato más a la playa, y luego, a recorrer el pueblo. Este fue fundado por Artigas en 1816 y tiene el único puente de sudamérica giratorio y a tracción humana.

A las nueve de la noche estábamos tomando mates con Rodrigo en la plaza principal con un clima increíble. Volvimos caminando con hambre para el bar a buscar las mochis y armar la carpa en el camping municipal, que es libre y estaba lleno de gente. Comimos y al sobre. El primer día de viaje fue perfecto; misión cumplida.

Al otro día salimos a dedo para Colonia. En sólo tres tramos y dos horas llegamos a esta hermosa ciudad. Los últimos dos chicos (uno de los cuales manifestaba tener tatuado al Pepe Mujica en una nalga!) alargaron su viaje especialmente para mostrarnos la playa Ferrando y dejarnos en el camping.

Hemos decidido que en los días muy calurosos vamos a tratar de estar trtanquilos y bajo sombra en las horas de mediodía. En este rato tomamos mates con Gaspar, un alemán de acento porteño a quien unos peruanos y bolivianos le están enseñando a tomar la quena y le están haciendo una también. Según sus palabra, "lo mejor que me podía pasar en este momento". Con que poco es feliz el ser humano a veces.

A la tarde, ya en la playa, Fabi fue mi héroe. Dejamos la mochila cerca de la orilla para verla desde el agua. En ella tenemos la plata, los celulares, documentos y, lo más importante, la cámara. Al minuto de meternos, una ola mínima, tal vez producto de un barco que pasó se empezó a acercar, primero lentamente y luego a gran velocidad a nuestra mochila. Yo seguía papando moscas mientras Fabi, incomprensiblemente empezó a correr con pasos agigantados. Corrió y corrió, y en el último segundo rescató la mochila. Sólo llegó a mojarse el pareo. ¡MI HÉROE!

Al final del día fuimos al pueblo, a conocer la ciudad vieja. Ya verán fotos. Vimos el atardecer más hermoso en la costanera y volvimos a dormir, con los pies cansados y las almas felices.

De este lado del Plata el peatón tiene más derechos que el conductor, hasta los caballos andan sueltos, se sabe que no van a andar atropellando gente por ahí.

De este lado del plata las señores y señores salen a las veredas de su casa con el mate a ver pasar los autos, sin miedo de que los vengan a asaltar.

De este lado del plata los chicos van a la escuela de verano y dejan su bicicleta afuera sin atar.

De este lado del plata la gente dice buen día al pasar.

De este lado del plata la gente no toma dos mates y sale corriendo. Aquí van con mate y termo bajo el mismo brazo, caminando a todas partes y disfrutando de sus pensamientos.

---------------------------------------------------------------------------------------------
Foto 1: Con Rodrigo, en Carmelo, nuestro primer contacto Hospitality Club.
Foto 2: Regi en la playa de Carmelo.
Foto 3: ¡¡Momento Romántico!!

7 comentarios:

  1. Felicitaciones por la decisión de hacer este viaje, que sigan teniendo buenos días, buenos amigos y por hacer de la vida UNA AVENTURA.

    GELSOMINA

    ResponderEliminar
  2. Hola chicos, que bueno que hayan salido a las rutas. Les mandamos un beso enorme desde las costas peruanas del Pacífico, ojala nuestros caminos se crucen en breve!
    Los mejores caminos!
    Vir y Fer

    ResponderEliminar
  3. que lindo chicoooooossss
    me alegro que ya esten en camino y seguramente estaremos de este lado leyendolos y viendo las fotos
    disfrutennnnnnnnnnnnnnnn
    besos
    fer

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Como los envidiooooooooooo.....puta madreeeeeeee...!!

    ResponderEliminar
  5. Hola chicos!! Esta buenisimo lo que estan haciendo. Son unos genios. Tienen que editar un libro cuando vuelvan (si vuelven....), pero mientras tanto disfruten a full y no dejen de escribir y sacar fotos!!!
    Les mando una gran abrazo
    Duke

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Oi Regina e Fabián! Já faz mais de 3 meses que vocês passaram aqui em Curitiba, e desde então estou seguindo sua viagem, através desse maravilhoso blog. Muito legal, que descrições maravilhosas, no melhor estilo de grandes livros de viagens e aventuras. A sua forma de viajar é tão autêntica que conseguiram enriquecer minha visão até do Brasil. Parabéns! Sou seu fan de carteirinha. Coragem e força para essa parte final da viagem, tão preciosa merecia ser publicada em forma de livro. Abração de Curitiba, hoje com uma chuvinha fria e chata... Ozir

    ResponderEliminar