martes, 30 de marzo de 2010

Río de Janeiro, Cidade Maravilhosa...?

Finalmente llegamos a Río de Janeiro, Cidade Maravilhosa, como muchos la llaman. Lejos de esta definición, nosotros salimos decepcionados. Es claro que pobreza hay en todo Brasil, tal como en toda Latinoamérica. Sabemos que favelas hay en todas las grandes ciudades, pero sentimos que en Río la miseria se huele en todas las esquinas.

Apenas salimos de la Rodoviaria tuvimos la primera postal triste de la ciudad. En la vereda de la parada de colectivos urbanos, con un short por única vestimenta, tirado sobre unos cartones al sol, a las dos de la tarde, dormía un chico de no más de 12 años. La gente esperaba su ómnibus. Nosotros también.

Nuestras anfitrionas.

Yolanda y Zaíra nos esperaban en su casa de Botafogo. Los barrios marcan la pertenencia social de sus habitantes. Botafogo, Urca, Ipanema, Copacaban son barrios "bian" de Río de Janeiro. Nuestras anfitrionas nos recibieron a la par de dos españoles que estaban haciendo el viaje inverso a nosotros, lo cual dio la oportunidad de intercambiar informaciones.

En esta casa están muy acostumbradas a recibir visitas. Los couchsurfers cariocas reciben muchos pedidos de hospedaje, así que no sólo se dan el lujo de elegir a los visitantes, sino que también imponen condiciones varias como "lee mi perfil antes de pedirme hospedaje", "escribir la palabra KORN, para que yo sepa que lo leíste", "decime por qué querés quedarte conmigo y no con otro CSurfer", "no vale copy-paste", "sólo trs noches", "no entregamos las llaves de la casa, así que planificá bien", etc. No sólo fuimos elegidos, sino que luego de dos noches nos ofrecieron quedarnos más días y nos dieron las llaves. Somos adorables.

Yolanda es escocesa, y conoció a Zaira por Couch Surfing. La ley en Brasil no da ningún derecho a las parejas gays, así que ya tienen fecha para ir a casarse a Canadá, donde piensan probar la vida. Han viajado mucho y tienen mucho para contar. Fueron muy amables con nosotros y también curiosas. Las noches se prestaron para charlas filosóficas, la religión, los dinosaurios, la evolución de las especies y el ser humano fueron temas de charla. Ellas creen en la reencarnación. Según Yolanda, el ser humano puede recontruir sus vidas pasadas teniendo en cuenta los sueños, los miedos inconscientes y las sensaciones inexplicables. Es un lindo juego mental y espiritual para reflexionar sobre uno mismo y reinventarse. Regi con su curiosidad por las vidas de corte se pregunta si no habrá sido la reina Isabel en una vida pasada.

Yolanda se considera el personaje de Mónica en Friends, ya que es maníaca de la limpieza. Un día Zaira invitó a Regi a una clase de danza árabe donde la profesora llevó, para una deomstración de baile a su pequeña hija: una víbora amaestrada; dos metros con treinta medía la nena. El bicho acababa de mudar la piel y la profe regalaba los requechos de piel viejos de souvenir. Zaira le llevó unos pedazos de regalo a Yolanda que, previsiblemente, reaccionó diciendo "sabés la cantidad de gérmenes que tiene esto, no pensarás guardar esto en casa?" Risas.

En Río conocimos batante. No subimos al Pão de Açucar ni al Cristo Redentor por los precios disparatados de cobraban: 40 reales cada lugar por persona. Paseamos por Urca, la costanera cheta de la ciudad, que rodea el Pão de Açucar y da una buena vista del perfil de la ciudad. En el centro conocimos el Museo de Historia Nacional y el parlamento estadual (ex-nacional). Ambos tenían muestras permanentes muy interesantes que nos permitieron acomodar algunas ideas respecto a la historia nacional y política de Brasil. El centro rebosa de sebos (librerías de segunda mano) y de camelódromos (mercados bien baratos, al aire libre). Nos perdimos el bonde (tranvía), que no funcionaba, pero conocimos la catedral metropolitana, muy extraña.

Una tarde nos fuimos a la costanera de Copacabana y nos dimos el lujo de tomar una cerveza y probar algunos bolinhos salgados típicos de bares de aquí. La costanera es muy linda, la playa también, pero no meteríamos los pies en el agua. Por la televisión pasan, junto al pronóstico, el informe de playas bañables y no bañables.

En Brasil no se come mermelada con el pan.

Para gozo y disfrute de los paulistas debemos decir que los cariocas son muy poco amables.

La última noche preparamos ñoquis para nuestras anfitrionas, plato que vamos perfeccionando pueblo a pueblo.

Nos despedimos cariñosamente de Yolanda y Zaira y partimos para el día 60 de nuestro viaje. La lancha de Tigre a Carmelo, el Carnaval de Montevideo ya parecen recuerdos de otro viaje, mucho más lejano.


Ciudades desiguales significan vidas desiguales.

Azarosamente, en la fallida estación del bonde, encontramos una revista tirada llamada Urban World, del UN-HABITAT for a better urban future, un organismo de las Naciones Unidas que se dedica a la calidad de vida urbana. Como llamándonos a la reflexión en el momento más oportuno de nuestro viaje, la revista estaba llena de artículos dedicados a cómo transformar las ciudades para que ellas sean ambientalmente sostenibles y socialmente inclusivas.

El Comité Olímpico Internacional eligió Río de Janeiro porque, entre otras cosas, los proyectos involucrados daban cuenta de cuestiones ambientales y dejarían un rédito permanente en materia de inclusión social. Con esas promesas Río le ganó el lugar a otras ciudades con mucha menor pobreza y desigualdad. Esto, junto al mundial de fútbol Brasil 2014 parecen presagiar un aluvión de inversiones y cambios en la ciudad carioca.

Sin embargo la visión actual es muy desesperanzadora. La suciedad, la pobreza y la miseria (versión mucho más degradante que la pobreza) son evidentes en todos los rincones de la ciudad. De acuerdo a algunos artículo de la revista, las grandes ciudades están creciendo en favor de los residentes más acaudalados y del mejor servicio al turismo. Del modo en que esto se está haciendo está llevando a la segregación, la destrucción de la multiculturalidad, la criminalización de la pobreza y la negación de la distribución uniforme de la renta en todos lo barrios. En el afán de promover una imagen con status para las ciudades, las autoridades niegan derechos humanos fundamentales como la vivienda, el agua la seguridad, la educación, el trabajo y el bienestar. Hoy en Río el 20 % de la población vive en favelas, 12 % no tiene agua corriente, más del 30 % no tiene desagüe cloacal y la electricidad sólo llega al 70 % de la población. En las favelas no hay alternativas a las conexiones ilegales de agua y luz. Los residuos se arrojan directamente a los ríos, lagos y lagunas. La violencia y la inseguridad son una constante. Según Jorge Selarón, artista chileno-carioca popular "Viver na favela é uma arte, ninguém rouba, niguém escuta, nada se perde, manda quem pode, obedece quem tem juizo". Así tienen que vivir.

Por un lado las ciudades toman estos caminos de crecimiento en la segregación, por otro lado Brasil adpotó a nivel ferderal el "Estatuto de las Ciudades Brasileñas" considerado revolucionario por diversas ONGs. Este estatuto manda a las ciudades tener en cuenta, para su desarrollo, una mayor participación democrática ciudadana en el desarrollo urbano, redefine el concepto de la posesión de tierras y provee los instrumentos legales para regularizar los asentamientos informales, entre otras cosas. Falta ver cómo se lleva todo esto a la práctica.

Una de las favelas más famosas se llama Providencia, pero se la conoce como Cidade de Deus (sí, sí, como la película de Fernando Meirelles). Queda en un morro, detrás de la Rodoviaria. Surgió en 1888 cuando la Lei Áurea abolió completamente la esclavitud. Los esclavos liberados sin recursos ni adónde ir comenzaron aconstruir chozas en los cerros. Se les unieron los soldados desempleados que reclamaban las tierras que el gobierno les había prometido durante la Guerra de los Canudos. Hoy se le siguen uniendo desempleados y refugiados del interior que escapan de inundaciones, deslizamiento de barro y otras calamidades. Cualquier actividad dentro de la favela se negocia con los traficantes de droga.

El futuro de la ciudad quiere parecer promisorio, el día a día nos pareció muy triste.

Cuando salimos cruzamos uno de esos sucios puentes que atraviesan avenidas. A un costado, una adolescente de la calle, tirada en el piso, vomitaba el crack (paco) que la llevaba lenta e indefectiblemente a la muerte. Al pie de la escalera un cadáver, producto de la sobredosis, esperaba una ambulancia. Una sábana, con los pies descalzos descubiertos, era la única providencia el policía que esperaba junto a él. A un paso un carioca esperaba el colectivo leyendo el diario.

Nos fuimos de Río con el estómago revuelto.

----------------------------------------------------------------

Foto 1: Vista del Pão de Açucar.
Foto 2: Zaira, Yolanda, Regi y Fabi.
Foto3: Copacabana.
Foto4: la revista que nos encontramos tirada.
Excepto la foto 2, las demás son descargadas de internet.

3 comentarios:

  1. Hola chicos
    lamentablemente es una historia repetida, sudamerica esta desangrada y parece que nadie lo ve. En Colombia se ve gente que la droga le ha arrancado la vida, muchisima gente. Y la miseria se repite. Tan dormidos estamos que ya nos parece natural y eso es lo mas peligroso de todo.
    Un besote desde Maracaibo,
    Vir y Fer

    ResponderEliminar
  2. "Para gozo y disfrute de los paulistas debemos decir que los cariocas son muy poco amables". Aí está, este foi o único momento do texto que esbocei um sorriso. Ver uma análise imparcial de vocês é muito importante para os brasileiros e para todos refletirem! O tema é muito complicado. O mais triste é ver o povo iludido, se sentindo na "cidade maravilhosa". Eu sou contra as Olimpíadas e a Copa no Brasil. Acho que não vai mudar muita coisa, por mais que haja um fundo de esperança lá dentro. Poderia escrever muito aqui sobre o tema...mas prefiro debater o tema com vocês em Mar Del Plata ou em algum lugar do mundo...Beijos

    ResponderEliminar
  3. Hey Guys,

    It was lovely to have you in our home and hearing your travels!! I love your site, It is a shame I can not read your stoires but I love the pictures! Zaira and I hope to see you in Argentina in the future :-) Im very jealous of all your fun!

    Please give us your emails so we can always keep in touch.

    yolanda_deiuliis@hotmail.com
    xzairaxkehdi@yahoo.com.br

    Take care :-)
    Beijos from Brazil and Scotland!

    Yolanda & Zaira

    ResponderEliminar