martes, 4 de febrero de 2014

Hue, Ciudad Imperial.



Dejando atrás la tranquilidad de la playa, seguimos subiendo por la costa más al norte de Vietnam para hacer parada en Hue, The Heritage City, nombrado por la UNESCO como Patrimonio Histórico y Cultural.

En cuanto llegamos decidimos sacar el pasaje de tren para que dentro de tres días pudiéramos viajar sin problemas hacia Hanoi. Yo cuidaba las mochilas mientras que Fabi se adentraba en el mundo de los colados.  Especialmente los hombres Vietnamitas
no tienen un concepto muy claro de lo que es ¨hacer fila¨, hasta que llegó un policía a los gritos y los muchachos se organizaron. En la foto no se lo ve muy feliz a Fabi pero fue prueba superada. ¡Pudo conseguir los tickets con éxito!

Frente al río Sông Hương ( río Perfume para los amigos)
En Hue nos concentramos más en la historia de Vietnam. Conocimos algo de su historia antigua visitando lo que alguna vez fue la Ciudad Imperial de Vietnam (comparado a la Ciudad Prohibida de Beijing…la de la peli ¨El último Emperador¨, ¿se acuerdan? Aunque claro que la peli no se filmó allí mismo). Luego viajamos más cerquita en el tiempo y nos adentramos en la Guerra de Vietnam haciendo una visita tipo tour a lo que se llama el ¨Paralelo 17¨o DMZ (o sea Zona Desmilitarizada).

En algún punto estos dos momentos de la historia se unen. Cuando ingresamos a la Ciudad Imperial lo primero que nos preguntamos es por qué faltaban la mayoría de los edificios, casi todos están demolidos y algunos fueron reconstruídos. La respuesta es sencilla. Con la cantidad de bombardeos que sucedieron durante la guerra contra los Franceses primero y luego los Norteamericanos los edificios históricos fueron casi eliminados.  Tanto esfuerzo de tantos años convertidos en cenizas. Por este motivo entrar a la Ciudad Imperial resulta bastante triste en un primer momento.

A medida que uno camina por la ciudad va descubriendo muchos espacios aún conservados bellísimos que transportan a lo que fue la Capital de Vietnam hace aproximadamente 400 años atrás con la Dinastía Nguyen como último resquicios del poder imperial, hasta 1945 que abdican frente a Ho Chi Minh.  Es maravilloso pensar que hasta hace no mucho las tradiciones milenarias de las dinastías Chinas y Vietnamitas aún persistían.  El que me conoce sabe que no comprendo que un pueblo le pueda dar tanto poder a una sola persona o familia contando con grandes beneficios mientras que el pueblo se muere de hambre. A pesar de esto, el mundo de estas dinastías atrapa y no sé por qué dan ganas de saber sobre sus protocolos, sus vestimentas, los roles dentro del imperio.

Haciendo un salto grande en el tiempo llegamos a la DMZ, que es el área sobre el paralelo 17 que rodea lo que en algún momento fue el límite entre Vietnam del Norte y Vietnam del Sur. Va desde la frontera con Laos hasta la costa.  Este área fue testigo de batallas duras con muchísimas pérdidas humanas como también destrozos ambientales. Visitamos los restos de una base militar Estadounidense y los Túneles de Vinh Moc. Estos eran túneles que conectaban espacios donde las familias vietnamitas tuvieron que vivir bajo tierra por un período muy largo de tiempo tratando de defenderse de los ataques aéreos constantes. Hasta los niños llegaban a las escuelas por medio de túneles para no tener que salir a la superficie. Eran cómicas las preguntas que hacían unas señoras norteamericanas clase media bien acomodadas sentadas al lado nuestro en el tour. Casi que les faltaba preguntar: ¿Y quiénes eran los bueno y los malos entonces? ¡Porque en las películas que produce mi país, Los Estados Unidos de América, los malos siempre tenían ojos chiquitos!¨. Por momentos era para callarlas, pero no daba….sin saber demasiado, igual se habían animado al viaje lejos de casa, a querer conocer, y se animaron a preguntar…que muchos por no pasar vergüenza se quedan en la ignorancia.


Hue nos mostró mucho de Vietnam. Fue un pueblo muy sufrido y se ven las consecuencias hoy día en el carácter de la gente, el trato diario. Son fuertes, defienden lo propio…y es que después de tantos años de pasarla mal, muy mal…no le queda otra a un pueblo.

Hue funcionó entonces como una separación entre el norte y el sur de Vietnam, que por momentos funcionan como regiones totalmente diferentes,  al norte nos esperaba Hanoi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario