domingo, 25 de mayo de 2014

Un celular Claro, un mundial y un 25 de mayo...

Hoy es 25 de mayo. Día de la Patria. Los chicos en las escuelas siguen haciendo ¨el  acto¨ al cual asisten los padres, directivos, hermanos, tíos para ver a la nena vestida de chinita o al nene de soldado de papel. ¿Pero alguien se pone a pensar qué hicimos en estos 204 años de patria?

Ayer a la noche salgo con mi esposo de cenar de la casa de unos amigos. Comimos algo parecido al locro para no faltar a la tradición y con espíritu de ¨ mejor argentino¨ nos acercamos al auto estacionado en la puerta. Aclaro que mis amigos viven en un barrio de quintas, calles alejadas de arena.  Encontramos las puertas del auto abiertas, palanqueadas.  Nos quitaron el estéreo y el celular de mi esposo que había quedado olvidado allí. Como buen argentino, agradecimos que los ladrones no habían sido agresivos y no habían roto nada. ¡Qué suerte que tuvimos! Esas son las cosas de las cuales los argentinos debemos estar agradecidos.

Luego vino el real drama. No importan ni el estéreo ni el aparato del celular, una pena pero se reponen. Pero ¿Qué información tenía ese celular? Allí aparece el verdadero miedo. ¿Y si en algún lado aparece nuestra dirección, o alguna fecha importante o algún movimiento de dinero? ¿Alguna clave? ¿Y las fotos? Hay un desconocido mirando nuestras fotos y eso me altera mucho y los nervios crecen y las preguntas aumentan y no hay nada certero en realidad. Sólo hay que esperar o bien a que no pase nada o a que una de estas noches nos hagan una entradera para robarnos el televisor que aparece atrás de nuestra perra América en una de las fotos del celular.

Entonces me pregunto: ¿Es normal vivir así? ¿Es esta la gran patria argentina que construimos?

Hoy, 25 de mayo, me levanto de una noche de insomnio e ingreso a la página de Claro para ayudar a mi esposo con la búsqueda de un aparato nuevo, en cuotas y barato. En la búsqueda me encuentro con esta propaganda (no dejen de verla para seguir leyendo):


Al principio pensé que era un texto irónico, como una cargada. Pero no. Era real. Claro me decía que yo, argentina pura, soy mejor persona cada 4 años gracias al fútbol. Algo más tenía que haber, no podía ser ese el mensaje, así que la volví a ver.

Me quedaron grabadas algunas frases como que ¨la ciudad se llena de celeste y blanco¨ y es verdad. Lo vengo viendo desde hace unas semanas. De golpe hasta los empleados de Mc Donalds cuelgan banderas argentinas.

¨Desaparecen las diferencias. Ahora somos todos amigos¨. El gran problema de la Argentina, la brecha social enorme que existe, la inseguridad e inestabilidad social….todo se puede resolver con el fútbol.  ¿Cómo es que nadie se dio cuenta hasta ahora?

Termina la propaganda diciendo: ¨A lo mejor los argentinos somos eso que nos pasa cada 4 años¨.  Yo digo: Ojalá ser ARGENTINO sea ser todo eso todo el tiempo y no cada tanto. Ojalá no tengamos que agradecerle a un ladrón por no ser violento. Ojalá no tengamos que vivir con esta sensación de miedo e inestabilidad constantes. ¿Nos tenemos que contentar con ser buenos argentinos una vez cada 4 años?  Qué triste si tiene que ser así.


Hoy es 25 de mayo. Día de la Patria. Que tengan un buen día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario