domingo, 8 de febrero de 2015

Desde Trevelin...

Antes de salir hacia el Parque Nacional Los Alerces teníamos una misión. Encontrar a Patricia, la prima de Fabi que vive en el Bolsón desde hace unos años. Previamente vivio en San Martín de los Andes pero sintió que el Bolsón podía darle lo que realmente estaba buscando. Una vida en el monte, tratando de autosustentarse, de vivir tranquila en pleno contacto con la naturaleza. Y lo logro. De ingeniera forestal a hippie. Su utopía esta siendo posible, aprende día a día cosas nuevas que jamas se pensó que iba a vivir cuando vivía en Buenos Aires. Encontrarla no fue fácil. Fuimos a la zona de Mallin Ahogado a preguntar en el Cidep...un grupo de permacultura que tienen sus viviendas de barro y sus duomos en medio del monte. No la conocían pero fue una oportunidad para conocer el concepto de permacultura y considerarla para poner en práctica algunas de sus ideas en nuestra vida diaria. Como por ejemplo no. Atrasar mas. La colocación de un termotanque solar o no descartar la idea de hacer el galpón de casa de barro. Pero destaca que lo mas importante son al fin de cuentas las relaciones humanas, la sonrisa que se le regala a las personas que viven con uno. Podes usar toda energía solar, tener huerta y la casa de barro pero si tenes mala onda de nada sirve. Eso es un poco lo que aprendí.
Seguimos buscando  a Patricia. Levantamos a una mama con sus hijas que hoy se mudaban a una casa de madera que les prestaban a cambio de dos días de trabajo en el vivero. Hasta ese momento habían vivido en una vivienda tipo las mongol esas con el fogón en el medio.
Al fin Patricia atiende el teléfono. De casualidad esa mañana había bajado al pueblo después de 20 días. Ahí tenia señal. Nos pudimos encontrar con ella a tomar unos mates. Nos contó de su nueva vida. Vive sola en una chacra pero el trabajo de las huertas de ella y sus vecinos lo realizan en comunidad. Estaría bueno que esta fuera la forma de vida normal y no que cada uno cuide su rancho como estamos acostumbrados.
Seguimos viaje rumbo a Lago Pueblo. Allí fuimos a. La playita donde mi papa solía ir todos los veranos. Desde el tronco que aun se ve dentro del lago el y sus amigos se tiraban. Me lo imagino a mi abuelo mirando a Danielito desde la orilla. Ayer había un grupo de hombres de 30 años haciendo lo mismo...tirándose de cabeza como si fueran niños.
El camino nos hizo pasar por Cholila y finalmente el Parque. El camping que elgimis, Laguna verde, nos sorprendió con un espacio al lado del lago y rodeado de arrayanes. Un fogoncito y las estrellas para terminar otro día de camino por esta Patagónica inmensa.
Hoy estamos en bTrevelin almorzando en un comedor para seguir camino hacia el pueblo de Perito Moreno.
Recién ayer logre desengancharme de pensar tanto en Santa fe, en los perros, en la casa, en los problemas políticos...como cuesta aislarse aunque sea en el pensamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario