miércoles, 12 de agosto de 2015

Tarea 1, CURSO CRÓNICAS DE VIAJE con CAROLINA RAYMUNDEZ

Para el que quiera chusmear la página acá encuentra información sobre el curso que se puede hacer a distancia: http://www.periodismoportatil.com/tallerreymundez/

TAREA 1, tengo que presentarme en 2000 caracteres...difícil...

Siempre me puso bastante nerviosa la pregunta: ¨¿A qué te dedicas?¨, apuntando al qué somos, a lo más profundo de nuestro ser. Inmediatamente y para zafar digo  ¨Soy Profesora Universitaria de Inglés¨. Y para completar la respuesta y parecer una persona más interesante agrego: ¨ En este momento también estoy terminando la Escuela de Cine, pude en los últimos años participar en varias producciones de cine, tv y teatro. También me siento cómoda escribiendo guiones cortos.¨ Ahora bien, cuando entro en confianza con las personas me confieso. La docencia me encanta pero dar clases me da de comer, los trabajos de producción me sacan de la rutina. Pero mi esencia es el viaje, el movimiento, ya sea en China como a 20 km de mi ciudad. Me encantaría animarme a contestar lo siguiente: ¨ A viajar, si, claro, yo soy viajera¨. Viajo desde los 21 años. En un comienzo fueron viajes a dedo, lo que me abrió el mundo. Podía de esa manera llegar a cualquier lado aun casi sin dinero. Estuve así tres meses en Europa recorriendo 12 países. Una experiencia que fue bisagra en mi vida. Llegué así a Ushuaia, en el auto de una pareja  que me había levantado en Tolhuin, ya a pocos kilómetros de la ciudad más austral del mundo. Recuerdo patente la sensación de emoción que me inundó cuando vi el mar azul oscuro al final del continente. Lloraba como una nena. Lo mismo sucedió cuando a lo lejos, desde el Pont des Artes, vi la Torre Eiffel imponente tras una niebla que me hacía dudar si lo que estaba mirando era realidad o fantasía. Esos sueños que tuve desde chica, leyendo algún libro de aventura o mirando las películas de Indiana Jones. Yo quería conocer el mundo. Siguieron más viajes a Europa, Marruecos, India, China y el Sudeste Asiático, Brasil, Bolivia y un viaje largo recorriendo toda nuestra variada Latinoamérica…y por supuesto infinidad de viajes en Argentina que me sigue sorprendiendo. Disfruto del encuentro espontáneo con algún alma errante en medio de un caótico y ruidoso mercado de ciudad, como también disfruto del silencio que me ofrece algún paisaje. El último fue un viaje en auto recorriendo en detalle las rutas 40 y 3. Silencio es lo que encontré. En las playitas donde hacía paradas a comer o solo a juntar piedritas de los más variados colores. Silencio en la bajada al Arco de Piedra. Silencio e inmensidad en el Cañon del Río Oro, con el agua corriendo a 100 metros bajo mis narices. Silencio armando la carpa al lado del lago. Silencio frente al fogón con un vino tinto de compañía. Silencio en los atardeceres perfectos donde el sol pegaba contra las montañas y las teñía de cálido. Silencio mientras leía un libro. Silencio. Te fui a buscar y te encontré. La vida pasa rápido, pero cuando hay camino recorrido parece mucho, muchísimo más larga. Calculo que esta es la razón por la que viajo y por la que decidí comenzar hace tres años con mi blog para volcar las reflexiones e imágenes que voy recopilando a lo largo del camino. Comencé a escribir notas de viaje para la revista Nosotros del Diario El Litoral de Santa Fe y para el Diario Página 12 de Rosario. Quiero mejorar mi estilo, quiero profesionalizar mi escritura. Por este motivo estoy haciendo este curso, al cual llegué después de leer el libro ¨El mejor trabajo del mundo¨. 

1 comentario: