domingo, 10 de junio de 2018

Amalia viaja 5. Su equipaje.


Equipaje

No hay que viajar con mucho, pero sí pensar muy bien la lista de cosas indispensables para el bebé. Hay que preveer momentos en que el bebé esté aburrido, o se manche mucho un pañal, o bien tenga hambre. Hay que considerar que el bebé se puede enfermar, hay que llevar algunos elementos que el bebé esté acostumbrado, como su pañito de apego o lo que use para dormir. Algo importante es llevar bolsitas, nunca se sabe dónde ni cómo va a manchar un pañal y no hay donde tirarlo en todos lados. Hay que llevar mucha ropa de cambio, un bebé usa al menos dos mudas por día. Y es bueno llevar de viaje un jabón para lavar la ropa, el blanco neutro. Al final de día es práctico tomarse un ratito para lavar algunas prendas.

Mi equipaje para ella y para mí fue en todos los viajes igual, ya sea para un viaje de 3 días como para uno de 15. Una valija pequeña, de no más de 12 kg completa a tope, y una mochila que en el viaje uso todos los días para andar en la ciudad. Conviene que la mochila tenga varios compartimentos para poder dividir la zona donde llevamos las cosas de la comida, del cambio de pañales y otro sector para las cosas nuestras.

Para viajar en avión hay que saber que no se puede viajar con más de cuatro cajitas de leche de 200 ml en la mochila de mano. Todas las cremas que llevemos además no pueden superar los 100 ml, y ponerlo dentro de una bolsita ziploc. No se pueden llevar elementos cortantes, por lo que si tenés una tijera para abrir los cartones de leche o un alicate para cortarle las uñitas al bebé, tendrás que dejar todo eso en el equipaje despachado. Mejor programar esto y no cometer errores para no tener demoras en los controles, que ya de por sí son molestos pasarlos con un bebé y cochecito.
Nosotros decidimos llevar nuestro cochecito de viaje siempre,. Amalia ya está acostumbrada y sabemos que allí va cómoda y que si se duerme va a descansar. Muchos que viajan al extranjero
deciden comprar un paragüitas por poco dinero en cualquier shopping y después regalarlo. Considero que conservarle ciertos elementos que ya conoce es bueno para su mayor bienestar durante el viaje. Ya va a tener que lidiar con demasiados cambios.

No olvidarse!

  • Ir despacio, tomarse tiempo para todo.
  • Observar cómo está el bebé, si ella tiene sus necesidades cubiertas va a estar de mejor humor y va a dejar a los papás poder viajar más tranquilos.
  • Tratar de presentarle al bebé todos los estímulos posibles, eligiendo actividades que pueda disfrutar, no imponiendo horarios extraños ni demasiados esfuerzos.
  • Volver temprano al hotel, disfrutar también de ese momento de descanso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario